Archivos mensuales: mayo 2011

28 de mayo de 2011

¡Qué manía la de desnudarse a favor o en contra de algo!

Que no hay presupuesto en la empresa, pues se desnudan para que solucionen el problema.

Que quieren que el publico conozca lo que hacen, qué mejor que desnudarse.

Que pertenecen a una ONG y necesitan dinero, hacen un calendario desnudas.

Que se enfadan, se desnudan para mostrar su enojo.

Que se quiere luchar contra el cáncer, alguna actriz vende sus fotos desnuda y queda como una reina ante la causa ya que esas fotos se venden, aunque el cáncer tarde en solucionarse.

¡Y cuánto calendario benéfico se comercia cada año por una buena causa, con cuerpos sin ropa y posturas sensuales!

La carne tira lo suyo y siempre ha sido y será un buen negocio. Pero yo no sé si tanto destape es la excusa para reivindicar algo o para, descaradamente, mostrar sus cuerpos porque se sienten muy a gusto con ellos. Se me antoja pensar que hay mucho de esto último. Los problemas, a mi parecer, se solucionan de otra manera si es que hay arreglo.

No sé si estas mujeres luchan por la igualdad de sexos. Si fuera así no lo entiendo. Más que avanzar degradan su persona.

Sin embargo, ahí están las damas de blanco cubanas, unidas con fines comunes, con problemas tan grandes como montañas, que luchan por conseguir lo que es justo y van alcanzando sus metas sin llegar a desnudar más que el corazón, que se les sale del pecho junto con las penas y las ansias de libertad. Es más, se visten de blanco, el color de la paz. Y tienen las ideas muy claras: libertad para sus esposos y familiares.

Sufren y son acosadas, pero se niegan a conformarse, a que les opriman el cerebro, a traicionar los motivos de sus esfuerzo. La causa es justa y sin desnudeces. Es lo que les queda. ¡Qué lucha más diferente!

Noticia: Acoso a las damas de blanco en su tercera jornada de protestas en Cuba

© Isabel Pavón

  0
21 de mayo de 2011

En este mundo en que vivimos, cada cual se monta la vida lo mejor que puede y si tiene posibilidades de hacerlo a su antojo, mejor que mejor. Por ejemplo, en un gimnasio de Canarias, los responsables llevaban años practicando sexo con los alumnos. Los alumnos obraban entre sí de la misma manera bajo corrompidas reglas internas. Ahora que todo ha salido a la luz, hay quien ante el juez confiesa que “era una forma de vida”.

A los culpables les van a hacer pruebas para ver si están bien del cerebro. Los delitos son tan graves que no cabe en cabeza humana que gente cuerda pueda cometer tantas maldades. Según deduzco de la noticia, estas personas, viven conforme a las siguientes creencias.

Crear una secta sexual es una forma normal de vida.
Mantener relaciones con menores de edad es una forma agradable de vida.
Entrenar a menores en las relaciones sexuales es una forma más de vida.
Pensar que todo es válido es una forma moderna de vida.
Culpar a otra persona de los errores propios es una forma habitual de vida.
Hacer uso de una posición superior frente al otro y doblegar su voluntad es una forma interesante de vida.
Predicar que todo vale es una forma atractiva de vida.
La perversión es una forma apetitosa de vida.
Manipular a los demás para satisfacerse a sí mismo es una forma ideal de vida.
Meter a todos en el mismo saco para disimular el daño que se está haciendo es una forma honrosa de vida.
Creer que tu pareja es el mismísimo Dios y hay que obedecerle es una forma de creencia de vida.
Cometer delitos y escurrir el bulto es una forma cómoda de vida.

Esta es la elección de alguna gente como Fernando Torres Baena y Edith V.P., los inculpados en el sumario del “caso kárate”. Ante estos hechos todos los receptores nos hemos echado las manos a la cabeza y quizás pronto nos hayamos olvidado del caso, porque:

Olvidar las barbaridades es una forma de vivir la vida.

Y usted, ¿qué forma elige de vida?

Noticia: “Tuve relaciones con menores porque era una forma de vida”

© Isabel Pavón

  0
727665